Encontraron con vida a Maia en Luján y detuvieron a su secuestrador

0
227

Se lo confirmó el Ministerio de Seguridad a TN.com.ar. La habían visto por última vez en esa ciudad junto a Carlos Savanz.

Tras varios días de intensa búsqueda, apareció Maia Yael Beloso, la nena de 7 años que había desaparecido el lunes en la zona de Parque Avellaneda. La novedad fue confirmada a TN.com.ar por el Ministerio de Seguridad bonaerense. Su captor quedó detenido. Su abuela Élida fue la primera en salir a hablar con los medios: “Yo tenía miedo que me la mataran. Mi hija me dijo: ‘Mamá si le pasá algo, yo me muero”.

Élida dijo que vio las fotos de Maia y la tranquilizó ver una sonrisa en su cara. “Yo no sé si el hombre sabía que los buscaban”, señaló.

En diálogo con TN, Rodolfo Baqué, abogado de la familia de Maia, sostuvo que la chiquita estaba tranquila y que pudo hablar brevemente por teléfono con su mamá, tras tres días de angustia. “Le dijo que la quería y que la extrañaba”, contó el letrado. “Estaba bien, pero todo el tiempo le preguntaba a la mamá cuándo iba a venir”, agregó.

Un vecino vio a la nena durmiendo junto a la bicicleta del captor Carlos Savanz en Luján y llamó a la Policía. Habían pasado casi 72 horas de su desaparición. Al llegar al lugar una agente se apresuró y fue el encuentro de la niña, que estaba vestida con una remera grande color negra y un par de zapatillas de lona, cuando la temperatura estaba por debajo de los 10 grados. Se sacó su campera para abrigar a Maia y la tomó en brazos.

Carlos Savanz estaba con ella y ya se encuentra detenido por el delito de privación ilegítima de la libertad.

Portada » Encontraron con vida a Maia en Luján y detuvieron a su secuestrador

Maia, que vivía en situación de calle con su mamá Estela, había sido vista por última vez el lunes. De acuerdo con el testimonio de la mujer, se había ido con este cartonero que conocían y le había prometido conseguirle a Maia una bicicleta mejor. Pero nunca regresaron y la mujer pidió ayuda, desesperada.

Tras varios días de intensa búsqueda, apareció Maia Yael Beloso, la nena de 7 años que había desaparecido el lunes en la zona de Parque Avellaneda. La novedad fue confirmada a TN.com.ar por el Ministerio de Seguridad bonaerense. Su captor quedó detenido. Su abuela Élida fue la primera en salir a hablar con los medios: “Yo tenía miedo que me la mataran. Mi hija me dijo: ‘Mamá si le pasá algo, yo me muero”.

Élida dijo que vio las fotos de Maia y la tranquilizó ver una sonrisa en su cara. “Yo no sé si el hombre sabía que los buscaban”, señaló.

En diálogo con TN, Rodolfo Baqué, abogado de la familia de Maia, sostuvo que la chiquita estaba tranquila y que pudo hablar brevemente por teléfono con su mamá, tras tres días de angustia. “Le dijo que la quería y que la extrañaba”, contó el letrado. “Estaba bien, pero todo el tiempo le preguntaba a la mamá cuándo iba a venir”, agregó.

.Un vecino vio a la nena durmiendo junto a la bicicleta del captor Carlos Savanz en Luján y llamó a la Policía. Habían pasado casi 72 horas de su desaparición. Al llegar al lugar una agente se apresuró y fue el encuentro de la niña, que estaba vestida con una remera grande color negra y un par de zapatillas de lona, cuando la temperatura estaba por debajo de los 10 grados. Se sacó su campera para abrigar a Maia y la tomó en brazos.

Carlos Savanz estaba con ella y ya se encuentra detenido por el delito de privación ilegítima de la libertad.

Maia, que vivía en situación de calle con su mamá Estela, había sido vista por última vez el lunes. De acuerdo con el testimonio de la mujer, se había ido con este cartonero que conocían y le había prometido conseguirle a Maia una bicicleta mejor. Pero nunca regresaron y la mujer pidió ayuda, desesperada.


Una vez iniciada la investigación, pudo reconstruirse el camino que hizo la nena junto con Savanz, al que llamaban “Carlitos”. Las cámaras de seguridad de la Ciudad de Buenos Aires captaron la imagen de ellos por varios puntos de la Ciudad y el conurbano, entre ellas en la estación Liniers del tren Sarmiento.

Partieron en una formación a las 10.15 del lunes con dirección al oeste y 14 minutos después otra cámara los grabó cuando descendieron en la estación Castelar, partido de Morón, provincia de Buenos Aires. Anoche, la policía los buscaba intensamente en Luján, el último punto donde los rastrearon.

Desde ese momento, pasaron seis horas hasta que su mamá radicó la denuncia por la desaparición y la policía la empezó a buscar. Luego, la fiscalía en lo Criminal y Correccional 54, a cargo de Laura Belloqui, dio intervención a Búsqueda de Personas y el Gobierno emitió una Alerta Sofía a nivel nacional.

Unos 700 efectivos buscaron primero a Maia en las zonas de Castelar e Ituzaingó y luego en Luján.

El alivio de la familia:

Élida, la abuela de Maia, confirmó a los medios que el estado de salud de la nena es bueno. “La vi riéndose y supe que estaba bien. Gracias a Dios mi nieta está bien”, remarcó la mujer. “Ella es hermosa, buenita, es muy dada. El señor este que la llevó la tenía engañada”, aseguró.

“Esto fue un ‘chirlito’ de Dios para que mi hija se diera cuenta de lo que es Maia. Necesita ayuda y yo vengo pidiéndola”, expresó Élida. “Me prometió que si la nena aparecía sana iba a dejar la droga”, agregó, acerca delÑ problema de adicciones de la mamá de Maia.

Las declaraciones del hermano del secuestrador: “Es una porquería, abusó de un familiar”

Mientras la búsqueda de Maia avanzaba, el hermano de Savanz, Luis, dialogó con TN, Luis, aseguró que el hombre tiene antecedentes de abuso sexual de menores. “Es una porquería, abusó de un niño de la familia”, declaró el miércoles. “Siempre manoteaba a algún chico”, agregó y sostuvo que tiene “cuatro o cinco causas” judiciales abiertas.

Luis también afirmó que su hermano vivió “toda la vida” en la calle y que hace por lo menos cinco años que no lo ve. “Cuando vi las imágenes no lo podía creer, me puse mal”, dijo acerca de los videos que muestran a Savanz andando en bicicleta con Maia. Otro hermano del ahora detenido salió después a defenderlo: “No se la llevó obligada, en los videos no la está arrastrando”. Como sea, al tratarse de una menor de edad el delito es privación ilegítima de la libertad.

Según había indicado el secretario de Seguridad porteño Marcelo D´Alessandro, el hombre fue generando “un vínculo” con la nena y su madre en el último mes. “Se ganó la confianza”, expresó. Por eso en las imágenes que registraron las cámaras de seguridad siempre se la vio a la nena “tranquila”.

Advertisement

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here