Laura González González es una enfermera sevillana de 23 años.

0
235

Solo lleva dos semanas poniendo vacunas contra el coronavirus, y hace pocas horas vio con «emoción» que entre las 200 personas a las que tenía que atender ese día estaba su abuelo, de 89 años, que está «como un pincel» y se levanta a diario a las 6.30.

«Como me duela te enteras», le advirtió Isidoro González a su nieta, a la que al principio no reconoció por la mascarilla de seguridad y a la que aseguró que era la «mejor» persona que podía vacunarle.
La enfermera, que ha sido contratada por el Servicio Andaluz de Salud para esta campaña de vacunación, ha explicado que tras varios meses sin poder acercarse a su abuelo por la pandemia de coronavirus sintió «emoción» de estar tan cerca de él y ser la que le pusiera la primera dosis de la vacuna.

Advertisement

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here